miércoles, 8 de marzo de 2017

Quiche de calabacín y queso de cabra

INGREDIENTES:

(Para 6 Personas):

* 1 lámina de masa quebrada (comprada o casera)
* 400 g de calabacín (uno grandecito)
* 250 g de puerro
* 4 huevos
* 250 ml de nata para cocinar
* 200 g de queso de cabra tipo rulo
* queso para gratinar
* aceite de oliva virgen
* sal
* pimienta
* nuez moscada

PREPARACIÓN:

En primer lugar, precalienta el horno a 180º.Estira la masa con ayuda de un rodillo y cubre el molde. Como haremos con cualquier masa para tarta salada, procura extenderla formando una capa fina, pues si es demasiado gruesa el resultado será un poco basto.
Recorta los bordes para dejarlos a ras del molde. Para ello desliza un cuchillo por la superficie del molde realizando movimientos de dentro hacia afuera del mismo.Después, pincha la base con un tenedor y cúbrela con un peso. Esto se hace para que la masa no suba por el centro, pues si lo hace quedaría inservible para la quiche.
En el mercado existen unas bolitas metálicas o de cerámica que se pueden reutilizar todas las veces que queramos, pero también puedes usar unos garbanzos o alubias.
Hornea la masa a 180º durante unos 12 minutos, hasta que tome color. A esto se le llama hornear en blanco. Cuando esté lista, la sacas del horno y la dejas templar un poco.

Horneamos la base de la quiche


Para el relleno:

Corta el puerro y ponlo a pochar en la sartén junto con un chorrito de aceite de oliva. Mientras, corta el calabacín en láminas finas y, a su vez, en cuartos, como puedes ver en la foto que encontrarás más abajo.
Añade el calabacín a la sartén y sigue pochando las verduras durante unos 10-15 minutos. En este paso puedes agregar una pizca de sal para ayudar a la verdura a que suelte su agua y se cocine con más facilidad.

Por otro lado, bate los huevos con ayuda de unas varillas y agrégales la nata y la mitad del queso de cabra desmenuzado.Cuando del pochado de verduras esté listo, únelo a esta mezcla de huevos, nata y queso. Rectifica de sal y añade una pizca de pimienta y otra de nuez moscada.
Viértelo sobre la base de masa quebrada, que tenías reservada. Coloca por encima el resto de queso cortado en trocitos y espolvorea con un poco de queso para gratinar.

Introduce la quiche de calabacín y queso en el horno durante unos 20-25 minutos, hasta que la superficie esté dorada. Para saber si está hecha, introduce un palillo o brocheta en su parte central y comprueba que no sale nada de masa cruda pegada a él, que lo sacas casi limpio.

Cuando esté lista, sácala del horno, déjala templar. Cuando ya no queme, desmóldala y disfruta de una riquísima quiche de calabacín y queso de cabra casera.




Publicar un comentario